CC Patio Trigal Of 1A-13. Valencia. Vzla
+58 241-8433298

LetterOne confía en tener la opa a DIA en marcha antes de Semana Santa

De acuerdo a la normativa de opas, el plazo inicial que tiene la CNMV para aprobar o rechazar la operación finaliza a finales de la próxima semana. Esos 20 días hábiles podrían extenderse algo más de tiempo si el regulador pide información adicional a LetterOne, pero desde el fondo son optimistas: el esfuerzo está enfocado en responder con la mayor celeridad posible a las posibles peticiones de la CNMV y confían en no agotar siquiera los 20 días.

Por el momento, el mercado sigue apostando por la opa y la cotización de DIA se mantiene por encima de los 0,60 euros desde hace una semana. Sus títulos cerraron este lunes en 0,63 euros, un 1,62% más respecto al viernes aunque por debajo de los 0,67 euros que ofrece Mijaíl Fridman para hacerse con el control de DIA.

Cuando la CNMV dé luz verde a la oferta de LetterOne, el fondo de Fridman tendrá un plazo de cinco días hábiles para su difusión pública (en periódicos de difusión nacional, a disposición del público en los mercados donde cotice su acción, en su página web…) y el período de aceptación de la opa empezará el primer día hábil bursátil desde ese primer anuncio.

El plazo de aceptación lo marcará LetterOne, pero no debe ser inferior a 15 días ni superior a 70 días. Si todo marcha según las previsiones, la opa estaría autorizada antes del 8 de abril y el período de aceptación podría comenzar antes de Semana Santa. Lo deseable, señalan fuentes financieras, es que la operación concluya antes de que acabe mayo -transcurridos unos 50 días de aceptación-, para que el fondo de Fridman proceda a inyectar capital en DIA. Para considerar exitosa la operación, LetterOne requiere una aceptación del 35,5% de los accionistas a los que va dirigida.

Además, una vez que el regulador acepte la oferta del magnate ruso para hacerse con DIA, el Consejo que dirige Borja de la Cierva deberá valorar la opa y posicionarse a favor o en contra, además de informar de si existe algún acuerdo con LetterOne, sus administradores o socios.

El informe que emita la cúpula de DIA tiene que valorar también las repercusiones de la oferta y los planes que se detallen para la compañía en el folleto. Por el momento, el Consejo ya ha indicado que está «a disposición» de LetterOne y de la banca para hacer lo que esté en su mano y evitar el concurso de acreedores al que se vería abocado DIA a finales de mayo.

NEGOCIACIONES CON LA BANCA

Tras imponer su plan en la junta de accionistas, el siguiente paso era reunirse con la banca acreedora. El objetivo es que la docena de bancos a los que DIA debe más de 900 millones den el visto bueno a los planes del fondo del magnate ruso. Desde LetterOne, DuCharme ha reiterado que no se pedirá ninguna quita, sólo que se les permita ejecutar el plan de transformación de la compañía sin vencimientos de deuda hasta 2023.

El fallido acuerdo alcanzado por el Consejo el día antes de la junta da a LetterOne cartas para negociar y más teniendo en cuenta que su plan incluye también una ampliación de capital, aunque de 500 millones, que ellos mismos respaldarán y suscribirán.

El equipo de L1 Retail que lidera DuCharme ha mantenido las primeras reuniones con los bancos este lunes y cerrará esta primera ronda hoy. La intención es lograr un acuerdo antes de finales de abril, momento en que, si todo va según lo previsto, la opa voluntaria estaría en período de aceptación.

El plan de LetterOne es inyectar 500 millones en DIA a través de una ampliación de capital que destinará al pago de los bonos que vencen en verano (300 millones) y al crecimiento de la compañía. Pero esta ampliación está condicionada a que la banca tuerza el brazo y le ofrezca esa «estructura de capital viable a largo plazo» que demanda el fondo de Fridman.

Las negociaciones con los bancos acreedores -entre los que están Banco Santander, Caixabank, Société Générale y Barclays-, abodarán dos puntos clave que ya tenían resueltos con el Consejo de DIA: la refinanciación de los bonos y el destino del dinero que se obtenga por la venta de activos no estratégicos (Clarel y Max Descuento). Los bancos habían pactado con el Consejo recibir los 100 millones que se obtendrían por esas ventas y marcaba como fecha límite abril de 2021, pero la intención de LetterOne es no abordar pagos de deuda bancaria hasta 2023.


Source: Bolsamania.com

Noticias Relacionadas

Dejar una respuesta