CC Patio Trigal Of 1A-13. Valencia. Vzla
+58 241-8433298

Tras un primer trimestre magnífico, ¿continuará la subida de la bolsa?

La opinión mayoritaria en el sector de la inversión (que siempre tiene un sesgo optimista por la cuenta que le trae) es que la caída del año pasado fue exagerada e injustificada. Por tanto, la subida del primer trimestre es una vuelta a unos niveles más razonables. El frenazo de las últimas semanas se explicaría porque, después de un ‘rally’ así, el mercado necesita tomarse un respiro. Y el hecho de que apenas haya corregido en esta pausa sería una muestra de fortaleza.

A favor de este escenario hay dos argumentos de peso. El primero es que las valoraciones habían caído en exceso en 2018 y eso permite subidas mayores de las que hemos visto. De hecho, hay sectores donde esas valoraciones incluso se han reducido más todavía: el ejemplo claro es la banca.

El segundo es que no queda más remedio que invertir en bolsa para obtener algo de rentabilidad, dado que es casi imposible hacerlo en activos sin riesgo: cada vez más bonos de países están en negativo. Esto significa que el flujo de fondos hacia la renta variable va a continuar. Lo cual hace esperar que, aunque la subida no continúe al ritmo del primer trimestre, tampoco veamos caídas importantes.

¿ESTAMOS EN UN REBOTE DENTRO DE UNA TENDENCIA BAJISTA?

Pero existe otro escenario, que tiene bastante predicamento en EEUU -donde los índices están mucho más arriba que el Ibex-: que la subida inicial de 2019 sea un mero rebote (una corrección alcista) de la caída previa (tendencia bajista). Y que, una vez que concluya ese rebote, cosa que podría estar ocurriendo ahora, volveremos al movimiento principal.

En este caso, su principal fundamento es que el panorama geopolítico y económico no puede estar más oscuro: el lío del Brexit, las dudas sobre el acuerdo comercial entre EEUU y China, la recesión en varios países europeos (casi recesión en Alemania), los decepcionantes beneficios empresariales y, en España, la incertidumbre electoral y la elevada probabilidad de que haya que volver a repetir las elecciones.

Hasta ahora, eso no ha importado a los índices, a los que le gusta saltar un muro de preocupaciones (climb a wall of worry) según el proverbio de Wall Street. «Pero así no se puede subir mucho tiempo«, reconocen no pocos analistas y gestores. Salvo que el panorama se despeje mucho, cosa que se antoja muy difícil a corto plazo.

A juicio de este bando, las valoraciones vuelven a ser excesivas tras el rebote, sobre todo si nos fijamos en las grandes tecnológicas norteamericanas o en sectores como el eléctrico en Europa. Y añaden que muchos gestores de fondos y profesionales (el ‘smart money’) se ha salido del mercado para no arriesgarse a perder lo ganado en estos tres meses. «El año está hecho para muchos», añade uno de estos profesionales. Y sin ellos, también será difícil seguir subiendo.

¿UN LATERAL MUCHO MÁS LARGO?

En resumen, la respuesta a si la bolsa seguirá subiendo no está nada clara, e incluso los expertos participantes en el segundo MarketWatch de Bolsamanía aconsejan comprar coberturas porque están baratas. Técnicamente, se han superado algunas resistencias importantes, pero todavía no está confirmado un cambio de tendencia y no se puede descartar una vuelta al gran movimiento bajista de 2018.

Y aunque eso no ocurra, existe una tercera vía que cada vez gana más adeptos: que el movimiento lateral actual, con unas oscilaciones más o menos amplias, se prolongue durante bastantes meses más hasta que se empiece a aclarar el panorama.


Source: Bolsamania.com

Noticias Relacionadas

Dejar una respuesta